Ya se sabe que a veces el stress es difícil de llevar y encontrar hobbies o actividades que relajen son muy importantes hoy en día. Desde pequeña he sido curiosa y he querido aprender, volvía loca a mi madre con mis preguntas… así que me enseñó muchas cosas entre ellas a hacer ganchillo y punto.
No recuerdo muy bien cómo empecé a hacer amigurumis, sólo sé que vi un peluche y pensé en hacerlo en pequeño con una lana muy suave, primero la cabeza y patas, cuerpo.. hasta que lo terminé. Lo hice como cuando hacía pelotas relax  de ganchillo con globos que rellenaba de arroz.

Aquí está mi primer amigurumi, un akerbeltz

Luego hice un avestruz:

Anuncios